El Antropólogo Inocente - Nigel Barley

El Antropólogo Inocente

DEMOLEDOR. Así de sencillo. Es un libro demoledor. Nigel Barley fue a la antropología lo que Roberto Saviano está siendo para la mafia: el gran desmitificador.

Todos tenemos en mente el papel aséptico y metódico del antropólogo estudiando una tribu africana. Hollywood y alguna que otra entrevista a investigadores famosillos se han encargado de ello.

Pues bien, El Antropólogo Inocente sencillamente se carga el glamour de la investigación de campo y nos relata uno de esos viajes con toda sinceridad: con su aburrimiento, sus problemas burocráticos y sus momentos de desesperación incluidos.

Barley, que es antropólogo de profesión, decidió un día que estaba cansado de la vida académica y que había llegado la hora de hacer trabajo de campo. Este punto de inicio del El Antropólogo Inocente y a partir de ahí el autor nos explica, en primera persona, como fue su experiencia estudiando la tribu de los Dowayos de Camerún. Desde la elección de la tribu a estudiar hasta sus problemas de salud en África pasando por una interminable lista de despropósitos burocráticos, la experiencia de Barley resulta de lo más desalentadora.

A pesar de ello el autor consigue acercarnos a una forma de vida diferente y explicarnos el contexto en el que se ubica mucho mejor que si hubiese optado por pontificar en un estudio académico al uso.

Para que os hagáis una idea de cuan alejados están los Dowayos de nuestro mundo os dejo con una divertida cita del libro:

Cuando me encontraba con un dowayo, lo saludaba. En esto no había problema, pues había hecho que mi ayudante me adiestrara hasta la saciedad en el pequeño diálogo que hay que intercambiar con cada persona que uno saluda: «¿Está el cielo despejado para ti?» «El cielo está despejado para mí. ¿Está despejado para ti?» «El cielo también está despejado para mí.»

Es otro mundo. Un mundo lento y aburrido. Un mundo que puede parecer absurdo a los ojos de un europeo pero que para un dowayo es tan natural como tu propia rutina diaria.

Aunque todo el libro resulta ameno, divertido e interesante, la mejor parte a mi entender es el último capítulo. Después de leer 12 meses de peripecias en el corazón de África, Barley consigue narrar su retorno a Europa de manera que todo te parece igual de absurdo: En Roma le roban todo, la burocracia es igual de ineficiente, sus amigos apenas han notado su ausencia y el mundo se mueve demasiado rápido a su alrededor.

La conclusión es que los Dowayos no son los únicos tipos raros en este mundo.

BOLAEXTRA: Las últimas lineas del libro son realmente significativas y resumen bien el buen humor y el espíritu general del autor:

Varias semanas después de mi retorno llamé por teléfono al amigo cuya conversación me había decidido a marcharme al campo.
-Ah, ya has vuelto.
-Sí.
-¿Ha sido aburrido?
-Sí.
-¿Te has puesto muy enfermo?
-Sí.
-¿Has traído unas notas a las que no encuentras ni pies ni cabeza y te has dado cuenta de que te olvidaste de hacer todas las preguntas importantes?
-Sí.
-¿Cuándo piensas volver?
Me reí débilmente. Sin embargo, seis meses más tarde regresaba al país Dowayo.

Escrito en 23/02/09 09:14 por Carlos Luna en las categorías:

Comentarios

Gravatar.com se ha roto

Es un libro magnífico y divertidísimo. Tiene una continuación que se llama “Una plaga de orugas” casi igual de bueno. Lo leí hace años y aun me parto de risa recordando algunos párrafos al tiempo que pienso que es un buen libro de divulgación científica sin parecerlo. Puede ser leído como un divertido libro de viajes o como algo más. Está entre mis libros imprescindibles.

Javi | 23/02/09 17:16 | #
Gravatar.com se ha roto

Te lo dije :)

A mí me quitó todas las ganas de viajar por África, pero es un libro genial.

Gracias, Javi, por la información. No sabía que hubiera continuación. Lo añado a mi lista de libros a leer algún día…

NaaN | 24/02/09 11:55 | #
Gravatar.com se ha roto

Me encantó. Todavía me rio sola si me acuerdo de algo en especial.
Ahora muero de ganas por conocer África.
me apunto la continuación ya!

ana | 19/09/12 09:17 | #

Deja un Comentario

Quizás quieras usar textile para dar formato a tu comentario.

"linktext":http://       _em_       *strong*       -strike-       ^sup^       ~sub~
bq. Blockquote       # Lista numerada       * Lista no-numerada       ==html crudo, sin textile==

(no será mostrado) (http://...)