El problema de la fe

Power Balance

En las estaciones de Ferrocarriles de la Generalitat hay ahora unas pantallas en las que pueden verse noticias breves, de unos 15 o 30 segundos de duración, que oscilan entre información seria y el vídeo simpático. La mayoría no son más que meras curiosidades mezcladas con imágenes impactantes o divertidas que están ahí para entretener al usuario. No en vano, John Maeda citaba la distracción como una de las técnicas que se pueden aplicar para que un servicio parezca más rápido, sencillo y eficiente.

Sin embargo, el otro día, entre noticia y noticia apareció en pantalla algo que me ofendió profundamente. Apareció un horóscopo. De los de toda la vida. Una frase, lo más general posible, que pretendía pronosticar cómo le iría ese día a un 8,333% de la población. Quizá un horóscopo no te parezca motivo suficiente para indignarse de buena mañana pero espero poder convencerte de lo contrario si tienes la paciencia de leer los párrafos siguientes.

El horóscopo, no lo negaré, es en realidad un contenido muy adecuado para esas pantallas. Es breve y banal, el entretenimiento perfecto para los 12 minutos que separan dos convoyes de la linea que cojo habitualmente. Sin embargo hay algo perverso en ofrecerlo en una pantalla en la que, dos noticias atrás, se había ofrecido la previsión meteorológica.

Presentar algo que carece de fundamento alguno en una pantalla donde, en general, se ofrece información veraz conduce a una normalización de la magufada de turno, en este caso el horóscopo. Poner a la misma altura el horóscopo del día y la previsión meteorológica (como sucede en esas pantallas y en la mayoría de periódicos) las equipara ante aquellos que no tienen la formación y el espíritu crítico necesarios para diferenciarlas a priori. Una previsión meteorológica y un horóscopo son cualitativamente distintos, es decir, no es que uno acierte o falle más que el otro, es que una tiene una base científica sometida a continua revisión y el otro es obra de un charlatán que se dedica a enunciar generalidades con las que pueda identificarse todo el mundo.

Juegan (o, mejor dicho, deberían jugar) en ligas diferentes.

Así pues, con estas actitudes, normalizamos el pensamiento mágico y aletargamos el espíritu crítico creando una sociedad que no distingue un razonamiento válido de otro falaz. Una sociedad que clasifica como virtud a la fe, el hecho de creer en algo aún en ausencia de pruebas.

Y es que el problema de la fe, en tanto que antagonista del espíritu crítico, es que los que son creyentes acostumbran a ser, además, bastante crédulos. Si suprimes tu incredulidad a la hora de juzgar la existencia de Dios es bastante probable que también la suprimas a la hora de juzgar la eficacia del horóscopo, la homeopatía o el tarot, por poner 3 ejemplos.

Por lo tanto, dándole minutos a una minucia como el horóscopo estamos dilapidando, poco a poco, la capacidad de la ciudadanía para distinguir entre ciencia y superstición, entre hechos y creencias.

De aquí que considere fundamental que la administración pública y los medios de comunicación abandonen la equidistancia entre ciencia y pseudociencia que, de un tiempo a esta parte, han adoptado. Que se dejen de tanto buenrollismo y que llamen a las cosas por su nombre. Que no le den la misma categoría al un indocumentado que afirma barbaridades y a una persona que lleva toda su vida estudiando un tema y supeditando sus conclusiones al peso de las pruebas (y al juicio de sus colegas).

Pero la ciencia, por su parte, tampoco puede dormirse. Los científicos tienen el deber moral de explicar su trabajo y de divulgar su saber, al mayor número de personas y de la manera más fiel que sea posible. Los científicos tienen que acercarse al humanismo, deben bajar del pedestal de certeza absoluta en el que se han subido y aceptar sus errores. Deben explicar cada experimento, deben justificar cada céntimo, deben fundamentar cada afirmación. Si la gente no puede distinguir entre una previsión meteorológica y un horóscopo es que algo no se está haciendo bien en el campo de la divulgación científica.

Como puedes ver nos queda mucho trabajo a unos y otros. ¿Qué vas ha hacer tú?

BOLAEXTRA: Estas lineas están motivadas, en gran parte, por el exasperante éxito de la Power Balance®, una pulserita de plástico que lleva incrustado un holograma con (supuestas) propiedades beneficiosas y que se está vendiendo como churros a pesar de su elevado precio (más de 30€).

A pesar de que la definición de la pulserita (y su funcionamiento) que ofrece su propia web es tan burda y carente de sentido como: “Power Balance® es un holograma de MYLAR en el que ha sido almacenada una frecuencia procedente de materiales naturales conocidos por sus efectos beneficiosos para nuestro cuerpo.” son muchos los personajes de la vida pública que la lucen con alegría.

Es tremendamente difícil explicarle a la gente que ante afirmaciones etéreas como: MEJORA: Tu fuerza y tu energía, El equilibrio y la coordinación, La resistencia, Tiempo de recuperación, Flexibilidad y amplitud de movimientos, El enfoque y la concentración. REDUCE: El dolor, El estrés, Las lesiones, La fatiga, Enfermedades motrices, Influencia de los campos electromagnéticos.” la experiencia personal, el “pues a mí me funciona”, no constituyen prueba alguna puesto que al tratarse de efectos tan generales lo raro sería que no pasase alguna de esas cosas por pura casualidad. Por no hablar del efecto placebo asociado. Aquí y aquí hay dos interesantes artículos al respecto.

Lamentablemente, lejos de intentar explicar todo esto, casi todos los medios de comunicación se han hecho eco del fenómeno con una escandalosa ausencia de espíritu crítico y desde la administración la única medida que se ha tomado al respecto ha sido exhibir dicha pulserita en la muñeca de algún ministro. Y así nos va.

Escrito en 02/04/10 10:14 por Carlos Luna en las categorías:

Comentarios

Gravatar.com se ha roto

Fote’ls-hi canya!

Sempre quedarà aquí una frase mítica per al record, que diu molt sobre els horòscops així com dels diaris gratuïts que reparteixen al metro XD

Sete | 02/04/10 18:24 | #
Gravatar.com se ha roto

Aquestes coses dels horòscops són petites anècdotes si es comparen amb les suposades veritats establertes a la societat a base de repetir-les 1001 vegades… La gent prefereix seguir assentat en la seva propia veritat a analitzar les dades i els fets de forma racional.
M’ha agradat molt el post!

Pascal | 03/04/10 19:24 | #
Gravatar.com se ha roto

Jo també he gaudit llegint-lo tot i que massa sovint peco de crèdula en excés.

Només una pregunta sense massa importància: per què tothom parla tant de la polsera aquesta i jo no l’he vista mai??????

NaaN | 04/04/10 16:21 | #
Gravatar.com se ha roto

De Alt1040 (http://alt1040.com/2010/03/timo-power-balance):

“Hay ligeras variaciones de cómo funciona el holograma, pero en esencia es eso. ¿Y qué pasa cuándo te pones la pulsera? Pues básicamente que te conviertes en un superhombre, según sus vendedores mejora la fuerza y al energía, el equilibrio, la resistencia, el tiempo de recuperación, la flexibilidad, la concentración y al mismo tiempo reduce el estrés, las lesiones, la fatiga y alguna que otra cosa más. Es decir, que por poner un ejemplo, si la vida fuese un RPG, supondría un +10 en todos esos campos.”

Meldor | 05/04/10 16:23 | #
Gravatar.com se ha roto

Jo crec que, en un RPG, seria com els típics “+10 a suerte” d’alguns jocs, que ningú sap ni que volen dir ni per a que serveixen…

Yrekthelas | 09/04/10 11:01 | #
Gravatar.com se ha roto

La fe no es contraria al pensamiento crítico, sino que lo complementa. Admiro tu fe en la razón, pero a lo largo de la Historia la razón ha demostrado que no podemos fiarnos completamente a ella. Hay una fuerza que nos impulsa y no es la razón… Es una fuerza que no se puede medir en ningún experimento, no se puede calcular despejando la X. Esta incertidumbre nos hace humanos y nos aleja de las máquinas.

Mercedes Martín | 07/02/12 20:51 | #
Gravatar.com se ha roto

Great!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

directional coupler | 02/12/14 04:32 | #

Deja un Comentario

Quizás quieras usar textile para dar formato a tu comentario.

"linktext":http://       _em_       *strong*       -strike-       ^sup^       ~sub~
bq. Blockquote       # Lista numerada       * Lista no-numerada       ==html crudo, sin textile==

(no será mostrado) (http://...)