La Voz de su Amo - Stanislav Lem

La Voz de su Amo

Ya he hablado alguna vez de Stanislav Lem como autor de ciencia ficción que se preocupa por describir al Ser Humano en todas sus facetas.

Sus novelas; aparte de ser especialmente notables por tener buenos argumentos, grandes descripciones, pésimos finales y un trasfondo filosófico; se caracterizan por estar impregnadas de cierto sentido del humor.

A veces ese sentido del humor se hace explícito, como en Ciberíada, que es un compendio de cuentos tremendamente cómico (como muestra, un botón). Otras veces se hace más difícil encontrarlo, pero siempre está ahí. Es el caso de La Voz de su Amo, una novela escrita en un tono grave y trascendente.

La Voz de su Amo es, junto a Solaris y Ciberíada, una de las tres obras de Lem más celebrada. Y, con diferencia, la más seria de las tres. La novela es en realidad la biografía ficticia de un matemático de primera línea que se une al equipo de científicos encargado de descifrar un supuesto mensaje extraterrestre. No, no me he equivocado, Contact es de Sagan y se publicó después. Además, en este caso, los científicos desesperan ante semejante reto y consiguen más bien poco. El protagonista, mientras tanto, aprovecha para despotricar de la Humanidad (y de sí mismo) a la menor oportunidad.

Pues bien, a pesar de lo trágico que resulta encontrar otra forma de vida y no poder entenderse con ella (tema ya tratado en Solaris con mayor acierto y belleza) Lem saca tiempo para rajar de la mismísima ciencia ficción:

Empecé a visitar más a menudo al doctor Rappaport, mi vecino, y a veces conversábamos horas enteras. Sobre el código estelar hablábamos rara vez y brevemente. Un día lo encontré en medio de grandes paquetes de los que salían atractivos y brillantes libros en rústica con cubiertas en las que aparecían motivos míticos. Había intentado utilizar como “generadores de ideas” (porque estábamos quedándonos sin ellas) esas obras de literatura fantástica, ese género popular (especialmente en los Estados Unidos) llamado, por persistente error, “ciencia ficción”. Hasta entonces, él nunca había leído este tipo de libros; estaba molesto (e incluso indignado), porque había esperado variedad y había encontrado monotonía.
-Tienen de todo, salvo fantasía -dijo. Una equivocación, sin duda. Los autores de estos cuentos de hadas pseudocientíficos suministran al público lo que éste quiere: tópicos, clichés, estereotipos, y todo ello lo suficientemente engalanado y vuelto “maravilloso” como para que el lector pueda sumirse en un estado de sorpresa sin riesgos, y al mismo tiempo, no se conmueva la filosofía que tiene de la vida. Si hay progreso en una cultura, dicho progreso es sobre todo conceptual, pero la literatura, y en especial la ciencia-ficción, nada tiene que ver con él.

Aparte de lo paradójico que resulta un texto de este calibre en una novela de ciencia ficción hay que destacar la mala imagen que tenía Lem de los escritores de ciencia ficción de su generación. En especial de los americanos, a los que acusaba de falta de imaginación y exceso de codicia (véase el conflicto con la SFWA). Bueno, tenía mala imagen de todos menos de Phillip K. Dick (otro de mis autores preferidos) del que dijo:

Los mundos de Philip K. Dick destacan entre la media. El efecto final es siempre el mismo: acaba siendo imposible distinguir entre la realidad y las visiones.
[…]
En sus historias ocurren catástrofes espantosas, pero, mientras otros escritores de ciencia ficción señalan y delimitan sin lugar a dudas la fuente del desastre… el mundo reflejado en las historias de Dick sufre cambios horrendos por motivos que, incluso al final, quedan sin descubrir.

Elogios que, unidos a la profunda locura de Dick, le causaron algún problema al bueno de Lem.

Y no quiero acabar sin antes darle la razón a Stanislav: Dick era un fuera de serie y, ciertamente, Lem es uno de los pocos autores que se preocupar por dotar al género de un trasfondo filosófico que remueva la conciencia de sus lectores.

Escrito en 07/04/08 09:57 por Carlos Luna en las categorías:

Comentarios

Gravatar.com se ha roto

No si al final me tendré que leer cositas del bueno de Lem… me está empezando a “resultar” y ahí lo dejo :-P

ZonerZ | 07/04/08 21:21 | #
Gravatar.com se ha roto

Si lo recomienda Carlos tiene posibilidades de ser bueno, y seguramente algunos de los libros aquí recomendados estén bien, pero francamente: Ciberíadas es a la Sci-Fi como Aznar a la política. Ahí es nada.

Por otro lado, cuánto he leído de Dick me ha gustado sobremanera.

Eisenreich | 08/04/08 01:17 | #
Gravatar.com se ha roto

@Eisenreich: Ciberíada no es ciencia ficción, es una parodia de las obras de ciencia ficción. Yo la clasificaría como fantasía medieval ambientada en el futuro.

Carlos Luna | 08/04/08 12:26 | #
Gravatar.com se ha roto

Entonces, lo único de la ciencia ficción que puede llegar a gustarme es Ciberíada. Por cierto, Eisenreich, esta vez has sido tú el que ha sucumbido a la mortal tentación de no revisar dos veces… tu impoluta ortografía está dejando de serlo. Con cariño, ¿eh?

NaaN | 08/04/08 23:50 | #

Deja un Comentario

Quizás quieras usar textile para dar formato a tu comentario.

"linktext":http://       _em_       *strong*       -strike-       ^sup^       ~sub~
bq. Blockquote       # Lista numerada       * Lista no-numerada       ==html crudo, sin textile==

(no será mostrado) (http://...)