Linja

Linja

La elegancia es, sin duda, uno de los parámetros que más valoro a la hora de elegir un juego de mesa.
Reglas sencillas, claras, sin excepciones ni situaciones paradójicas a tener en cuenta… La mayoría de juegos aquí reseñados tienen esa elegancia de la que hablo.

Por otra parte llega un momento en el que todo juego con regla suficientemente sencillas ha sido inventado ya (como pasó con el Hex o con Taiji y Tonga). Así pues cada vez es más difícil encontrar un juego cuya mecánica sea, a la vez, sencilla y original. Uno de los últimos casos que recuerdo es el de Nonaga.

Sin embargo, hoy tengo el orgullo de traer a este blog otro de esos juegos que sorprenden por su originalidad y enamoran por su elegancia: Linja.

Linja es un juego que inventó (y manufactura) Steffen Mühlhäuser, el dueño de una editorial imprescindible para aquellos a los que nos gustan los juegos que, además de divertidos, son bonitos.

Para jugar a Linja se necesitan 12 fichas de un color y 12 fichas de otro. Además se dispone de un tablero de lo más minimalista que está formado por, simplemente, 7 varitas de bambú.

El objetivo es adentrar tus fichas en territorio enemigo todo lo que puedas antes de que se acabe la partida. Por cada ficha que lleves a la última fila recibes 5 puntos, por cada ficha que lleves a la penúltima 3 puntos, por la antepenúltima se obtienen 2 puntos y por la anterior a esta tan sólo 1.
El resto de filas no puntúan.

La partida termina cuando las fichas de uno y otro jugador se han rebasado mutuamente. Es decir, cuando no quede ninguna ficha enemiga por encima de tus fichas (o en la misma fila).

Lo realmente original de este juego es la manera en la que se mueven las fichas: En su turno, cada jugador debe realizar 2 movimientos. El primero consiste en mover una de sus fichas a la fila directamente superior. El segundo consiste en mover esa ficha (o cualquier otra de entre las propias) tantas filas como fichas (propias y ajenas) hubiese en la fila a la que ha llegado la ficha que acabamos de mover antes de hacer dicho movimiento. Siempre hacia delante.

Es decir, con el primer movimiento avanzamos una fila una de nuestras fichas pero, sobretodo, elegimos cuantas filas avanzaremos en el segundo movimiento (que se puede hacer con la misma ficha o con cualquier otra).

Cosas a tener en cuenta:

  • Si el primer movimiento consiste en entrar en la última fila el segundo movimiento consiste en avanzar una casilla independientemente de cuantas fichas hubiera en esa fila.
  • Si el primer movimiento cae en una fila vacía no hay segundo movimiento.
  • Si el segundo movimiento es más largo de lo que permite el tablero simplemente se lleva la ficha elegida a la última fila (y se desperdician el resto de saltos).
  • Exceptuando la primera y la última filas no puede haber jamás más de 6 fichas (entre propias y ajenas) en una fila.

El sistema de movimiento genera un montón de posibilidades en cada turno pero es la firma característica de este juego y lo acerca ligeramente a la familia del Manqala. Si bien parece algo artificial al principio, cuanto más piensas en él más lógica le ves.

Así mismo, el hecho de que ambos jugadores interactúen de una manera tan indirecta es otro de sus puntos fuertes (me encantan los juegos en los que no hay enfrentamientos directos sino que todos los participantes compiten y cooperan en un entorno en el que hay recursos limitados).

Podéis encontrar las reglas bien detalladas (e ilustradas) en este PDF.

BOLAEXTRA: Siete lápices y un juego de damas (sin tablero) emulan a la perfección los materiales de juego pero si tenéis la suerte de tener a mano una tienda como esta es razonable pedir el juego de exportación. Es, además, un gran regalo para los amantes de lo abstracto.

Escrito en 08/03/10 10:58 por Carlos Luna en las categorías:

Comentarios

Gravatar.com se ha roto

Hay una errata en el artículo.
Pones “barita” en vez de “varita”…de bambú.
Saludos,me ha encantado el juego.

gekkonidae | 08/03/10 18:06 | #
Gravatar.com se ha roto

Y si no puedes hacerte con la versión de Steffen Mühlhäuser es fácilmente fabricable. Yo lo jugaba con icehouse, por ejemplo. Tengo que volverlo a jugar, en su día me pareció bastante aceptable.

WKR | 08/03/10 20:39 | #
Gravatar.com se ha roto

@gekkonidae: Corregido! (mataría al que puso la “v” y la “b” una al lado de la otra en el teclado…)

@WKR: Yo también tengo mi propia versión casera: una bolsita de tela, unos palitos que me sobraban de un juego de habilidad que canibalicé hace tiempo y un juego completo de damas. Pero sigo pensando que, en este caso, la belleza y la calidad del original valen la pena.

Carlos Luna | 09/03/10 14:43 | #
Gravatar.com se ha roto

Bonito, es. No cabe duda.

WKR | 09/03/10 15:03 | #
Gravatar.com se ha roto

Tuve la noticia de esto blog por la Ilha do Tabuleiro (Isla del Tablero), la mayor comunidad de juegos de mesa de Brasil (http://www.ilhadotabuleiro.com.br). Quiero saludar el autor, excelentes reseñas.

Sinto por mi español pobrecito..

Saludos,
Arnaldo

Arnaldo | 09/03/10 19:45 | #
Gravatar.com se ha roto

@Arnaldo: Obrigado!

Você pode falar Português. Assim, todos nós aprendemos um pouco!

PS: Eu confesso que eu estou usando um tradutor automático … Acho que é óbvio

;-)

Carlos Luna | 09/03/10 20:10 | #
Gravatar.com se ha roto

yo creé una versión de este juego para pc, por si les interesa probarlo:
http://www.comunidadgm.org/juegos-completos/linja-juego-de-mesa/

jefferson940 | 21/08/15 06:05 | #

Deja un Comentario

Quizás quieras usar textile para dar formato a tu comentario.

"linktext":http://       _em_       *strong*       -strike-       ^sup^       ~sub~
bq. Blockquote       # Lista numerada       * Lista no-numerada       ==html crudo, sin textile==

(no será mostrado) (http://...)