Una mirada a la oscuridad - Philip K. Dick

A Scanner Darkly

Una mirada a la oscuridad es el título de la última novela de Philip K. Dick que he leído. En su día me encantó la versión cinematográfica y estos días he tenido la oportunidad de hincarle el diente al libro. La segunda conclusión es que la adaptación es muy buena (sobretodo gracias al rotoscopiado). La primera conclusión es que Philip K. Dick estaba como un cencerro. Pero eso ya lo sabíamos ¿no?

Una mirada a la oscuridad gira en torno de tres ejes básicos: El mundo de las drogas, los transtornos de personalidad y la vigilancia gubernamental.

En un presente distópico la substancia M provoca graves problemas a todos los que la consumen. Pérdida de facultades mentales, desdoblamiento de personalidad, percepción alterada. El gobierno vigila y controla a consumidores y traficantes, pero no consigue limpiar las calles de drogas. Y en ocasiones parece que ni siquiera lo intenta. Bob Arctor, un policía infiltrado de la sección de narcóticos, se debatirá entre su rol de vigilante y su condición de vigilado: se verá obligado a investigarse a sí mismo, a sospechar de sus amigos, a pinchar su propio teléfono y registrar su propia casa…

Se hace difícil describir lo incoherente, complicada y atrayente que resulta la prosa de Dick en esta novela. Lo mejor será dejaros con breve fragmento de uno de los diálogos más normales de toda la novela:

—¿Vosotros qué creéis? —dijo en voz alta mientras conducía concienzudamente —Cuando la palmemos y nos presentemos ante Dios el Día del Juicio, nuestros pecados ¿estarán en orden cronológico o en orden de gravedad, ascendente o descendente, o por orden alfabético? Porque no quiero que cuando muera a los ochenta y seis años Dios me grite: «Así que tú eres el muchachito que en 1962 robó tres botellas de CocaCola del camión cuando estaba aparcado en el Seven-Eleven; vas a tener que explicar muchas cosas».
—Creo que están cruzadas —dijo Luckman —Y ellos sólo te dan una copia con el total de una larga columna que ya está sumada.

Escrito en 26/09/08 10:11 por Carlos Luna en las categorías:

Comentarios

Gravatar.com se ha roto

La fotografía que has puesto es de una de los momentos más oníricos de la película, brutal sin más.

Un gran filme.

ZonerZ | 26/09/08 13:13 | #
Gravatar.com se ha roto

Has despertado mi curiosidad, ese libro va a mi “pila” de pendientes.
Curiosos también tus post…

llarina | 26/09/08 17:49 | #
Gravatar.com se ha roto

Son excelentes ambas obras (novela y película).
Lo que no me gusta para nada es esa traducción del título… ¿Qué tal está el texto de la novela en español?

Marcos | 26/09/08 18:47 | #
Gravatar.com se ha roto

@Marcos: Pues a mí la traducción me parece correcta pero es que es un texto muy onírico y desestructurado y por lo tanto resulta difícil apreciar errores de traducción. En cualquier caso yo creo que el título capta el significado que le dio Dick en Inglés, se trata de mirar hacia un mundo nebuloso donde las cosas se desdibujan y saber ver más allá de la oscuridad que lo envuelve todo. Quizá induce al error y suena demasiado Lovecraftiano, pero una vez leído el libro el significado del título queda claro.

Carlos Luna | 02/10/08 11:21 | #

Deja un Comentario

Quizás quieras usar textile para dar formato a tu comentario.

"linktext":http://       _em_       *strong*       -strike-       ^sup^       ~sub~
bq. Blockquote       # Lista numerada       * Lista no-numerada       ==html crudo, sin textile==

(no será mostrado) (http://...)