Yodd

Imaginen dos pintores en una de sus bohemias conversaciones de sobremesa…

— …es el fondo y la forma amigo… es esa dualidad la que da vida, la que le confiere la fuerza, la que nos conmueve cuando contemplamos un cuadro abstracto…
— Pero todo cuadro, incluso el más abstracto, debe tener un mensaje único, unificador, una mente comunicándole una idea al mundo…
Au contraire!… Varias ideas pueden reunirse en un mismo cuadro… siempre que se mantenga la tensión entre el fondo y la forma…
— No te creo, no puedo creerte.
— ¡Pues yo, sin embargo, estoy tan convencido que te reto a pintar una obra maestra a medias!
— ¿A medias?
— ¡A medias!
— ¿Y cómo lo haremos? Será muy difícil no pisar el terreno del otro…
— Muy sencillo, pintaremos por turnos, una o dos pequeñas manchitas de color cada vez ¡como los puntillistas!. Y para simplificarlo todo usaremos tan sólo el blanco y el negro esta vez.
— ¿Y eso es todo?
— ¡No! ¡Ya te he dicho que lo más importante es la tensión que se crea entre el fondo y la forma! Para mantener dicha tensión cada cual intentará que su color sea el que la gente interprete como la forma y que el color del otro sea el que la gente interprete como fondo
— ¿Gente? ¡Pero si estamos sólos! ¡Y hay gente muy rara!
— No te preocupes, ya he pensado en eso. La gente siempre interpreta unos pocos grupos grandes de manchitas como la forma y muchos pequeños grupitos de manchitas como el fondo.
— ¿Desde cuando te has vuelto impresionista?
— ¿Impresionista yo? Dejémonos de tonterías. Tú intenta que al final del cuadro tú color forme pocos grupos y yo intentaré lo mismo…
— Está bien, está bien… pero… ¿significa eso que tan sólo puedo usar un color cada vez?
— No, no es necesario… puedes usar ambos si quieres, pero recuerda que tú te ocuparás de hacer que uno de ellos sea la forma y yo intentaré lo contrario.
— ¡Empecemos pues!

Este podría haber sido el origen de un juego de mesa llamado Yodd o quizá Yodd sea la respuesta de un joven diseñador de juegos de mesa a un reto tan abstruso como el que sigue:

— Diseñe un juego de mesa de estrategia abstracta (dos jugadores, suma zero, información perfecta, etc…) tal que sus versiones misère y stavropol sean esencialmente indistinguibles del juego en sí. La mecánica principal del juego debe ser: conexión de objetivos dinámicos si bien está permitido añadir matices territoriales en el plano táctico. Se valorará simplicidad y elegancia.

En realidad no sé cómo lo hizo Luis Bolaños pero el caso es que Yodd es todo lo que he dicho… y más.

La Reglas.

Yodd es un juego de estrategia abstracta para dos personas. Se juega sobre un tablero hexagonal de entre 6 y 10 casillas de lado con fichas blancas y negras que ambos jugadores compartirán.

Yodd La mecánica es de lo más sencilla. Por turnos, los jugadores se alternan colocando una o dos fichas de los colores que quieran (y en el orden que quieran) sobre casillas libres del tablero. La única restricción es que al final de cada turno debe haber un número impar de grupos sobre el tablero.
Un grupo, como es habitual, se define como un conjunto de fichas adyacentes del mismo color.

Está permitido pasar en cualquier turno pero cuando ambos jugadores pasan consecutivamente el juego termina y aquel que tenga menos grupos de su color sobre el tablero de juego es declarado ganador.

Algunas observaciones sobre el juego.

En el primer turno, por convención, sólo se puede colocar una ficha. En el resto de turnos, la norma de mantener impar el número de grupos da lugar a situaciones extrañas. Es posible, por ejemplo, verse obligado a colocar dos piezas en el tablero un turno y ser incapaz de ello en otro. Sin embargo ésa es la gracia del juego y favorece unos inicios muy estratégicos y unos finales muy tácticos.

La estrategia básica consiste en crear grupos dispersos del color del adversario mientras se trata de unir los grupos propios (de ahí que sea considerado un juego de conexión con objetivos dinámicos). Ocupar el centro es ventajoso (para conectar fácilmente tus grupos) y rodear grupos del adversario también (para evitar que los conecte), en este sentido se trata de un juego que también tiene cierta componente territorial (el sentido de influencia y no en el de rodear espacios para puntuar).

Una de las claves de su simplicidad es que no es en absoluto necesario contar durante la partida. El tamaño de los grupos no importa y su número concreto tampoco. Lo único que importa es mantener la paridad (¿o debería decir la imparidad?) en cada turno. Para ello basta con fijarse en que si la primera pieza jugada cambia la paridad (uniendo dos grupos antes separados o creando un nuevo grupo) la segunda jugada también debe hacerlo. Por el contrario, si la primera jugada mantiene la paridad (ampliando un grupo o uniendo tres grupos) la segunda jugada puede omitirse o debe ser del mismo tipo. Así pues no hace falta contar hasta llegado el final del juego y, si se está un poco atento a quién va ganando y de cuanto, ni siquiera eso…

Otro punto fuerte, desde mi punto de vista, es que se trata de un juego que puede jugarse con papel y lápiz ya que las piezas no se mueven ni se retiran del tablero una vez colocadas. Además, puede jugarse en una simple cuadrícula si no se dispone de un tablero hexagonal.

Se trata en definitiva de un diseño claro, elegante e interesante. Espero que Luis nos siga sorprendiendo con diseños como éste en el futuro.

BOLAEXTRA: Luis me escribió hace tiempo un e-mail para presentarme otra de sus creaciones (un juego llamado Implo). Contesté su e-mail (tarde, como siempre) y le ofrecí mi opinión al respecto pero no llegué a escribir ninguna reseña. Recientemente me volvió a escribir para presentarme Yodd y esta vez el juego ha ido directo al blog por su simplicidad y por todas las ideas que el mismo Luis y otros diseñadores comentaron en esta lista de correo y que yo he reproducido aquí en parte. En cualquier caso Implo es un juego original y digno de consideración y no quería dejar pasar la oportunidad de enlazarlo.

Escrito en 06/09/11 10:57 por Carlos Luna en las categorías:

Comentarios

Gravatar.com se ha roto

¡Excelente juego! Es uno de los competidores del “Thousand game design challenge” que me da más miedo (yo también participo con el Zuniq).

Si te gustan los juegos de fondo y figura quizás te guste el FigGround:
http://www.kongregate.com/games/marqq/figground-2

Marcos | 06/09/11 13:04 | #
Gravatar.com se ha roto

¡Muchas gracias por la reseña! La dirección del Thousand Year Game Design Challenge es la siguiente: http://thousandyeargame.com

Por otro lado, el Yodd está siendo implementado en el portal de juegos de Christian Freeling: http://mindsports.nl/index.php/the-pit/yodd-623

En breve estará disponible allí para jugar on-line, junto con su homólogo en tablero cuadrado, Xodd: http://mindsports.nl/index.php/the-pit/xodd-624

Luis Bolaños | 06/09/11 18:38 | #
Gravatar.com se ha roto

Ya se puede jugar al Yodd en mindsports.nl. ¡Probadlo!

Luis Bolaños | 01/10/11 16:07 | #
Gravatar.com se ha roto

No conocía este formato blog. He dado contigo a partir de un comentario que has hecho en un blog cuya foto perseguía.

No me interesan mucho los juegos, tu comentario me pareció muy acertado y quise conocerte.

Si consigo saber cómo funciona esto…te leeré algunas entradas más.

aina rotger vives | 08/11/11 09:18 | #
Gravatar.com se ha roto

¡Ahora también se puede jugar al Yodd en www.iggamecenter.com, el mejor sitio de juegos abstractos en tiempo real de toda la red!

Luis Bolaños | 06/01/12 18:53 | #

Deja un Comentario

Quizás quieras usar textile para dar formato a tu comentario.

"linktext":http://       _em_       *strong*       -strike-       ^sup^       ~sub~
bq. Blockquote       # Lista numerada       * Lista no-numerada       ==html crudo, sin textile==

(no será mostrado) (http://...)